Promesas & Bendiciones

Para nosotros como Pastores y para todos los integrantes de nuestro ministerio, es un gran placer recibirlos en nuestra casa, la casa del Padre Celestial. Recuerda  que tu casa es el templo y su corazón el altar de Dios. El anhelo de nuestro corazón desde su llegada, pueda sentir la gracia de Dios que vivimos para manifestar, establecer y extender el reino de Dios en la tierra.

 
“Unete con nosotros y recibirás una palabra que transformara tu vida”

“Cada uno debe dar como lo propuso en su corazon; no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre."

2 Corintios 9:7

Bienvenido a Nuestra Familia!